es la adiccion a las redes sociales un problema

La llegada de la pandemia logró que las herramientas tecnológicas desarrollasen actualizaciones permanentes, dando permiso que estas se transformaran en el compañero persistente de todas y cada una de las generaciones a lo largo de la clausurada. Según Statista, portal de estadística en línea, a inicios de enero del 2022 Chile tenía 17,7 millones individuos en la red.

Merece la pena destacar que las comunidades al comienzo tenían el propósito de divertir, hoy día son el primordial medio de información de una gran parte de la población. Según EAE Business School, las redes proyectan predominación sobre la vida y los hábitos de los usuarios, desde las mucho más inocuas resoluciones de compra, hasta el voto político. Pero lo mucho más alarmante de su orden es el ataque incesante a nuestra atención. La conectividad persistente y su simple disponibilidad nos sostiene el móvil inteligente en la mano 24/7, transformándose en una necesidad de realizar scroll como pasatiempo.

Secuelas de la adicción a Redes Sociales

Este inconveniente puede general el deterioro o pérdida de relaciones entre personas, tanto laborales, amistosas como cariñosas, en tanto que la persona adepta elige dedicar mucho más tiempo a las comunidades que a quienes le cubren.

Es común asimismo que varios matrimonios resultan por último en divorcios gracias a inconvenientes relacionados como la infidelidad a través de las comunidades.

Señales para estar alarma de una viable adicción a las comunidades

Ciertos hábitos a los que hemos de estar alarma, según Croarkin, tienen dentro:

    • Pasar tiempo elevado empleando o mirando las redes de forma incesante
    • Enfocarse la mayoría del tiempo de manera que intervenga con la vida diaria
    • Contrariedad para no emplear comunidades por periodos cortos de tiempo
    • Urgencia apremiante para ingresar en una cuenta
    • Irritabilidad o enfado en el momento en que es imposible entrar a comunidades
    • Sentimientos de soledad, baja autovaloración y enu poder emplear las redes.
    • Aptitud limitada para meditar profunda o de manera creativa.

    Inclinación a la depresión

    Padilla-Romero y Ortega Blas (2017) en el producto “Adicción a las comunidades y sintomatología depresiva en universitarios”, observaron que “el nivel severo de sintomatología depresiva se asocia a un nivel altísimo de adicción a comunidades“. Las autoras aseguran que una viable explicación podría tener relaciones la existencia de ciertos indicadores depresivos como una autovaloración baja caracterizada por enseñar una percepción negativa de sí, pocos elementos de interacción popular y el aislamiento popular.

    Además de esto, así mismo se podría ingresar en un círculo vicioso por el hecho de que afirman que “el estado afectivo depresivo estimula el ingreso a Internet en un intento de reducir los síntomas depresivos para progresar su relación popular por medio de este medio virtual“. Esto es, procuran salir de la depresión mediante lo que mucho más les hunde. Sin percatarse, que en vez de proceder a las comunidades, sería ideal asistir a un profesional de la psicología.

Deja un comentario