encuesta sobre adicciones moviles y redes sociales a adolescentes

(CNN) — El 50% de los jovenes siente que es dependiente a su móvil inteligente u otro dispositivo médico, afirma una encuesta de Common Sense Media, una organización no lucrativo pensada a contribuir a pequeños, progenitores, instructores y directivos a negociar con la tecnología.

Por otro lado, el 59% de los progenitores comentan que sus hijos jovenes son adeptos.

¿Qué es la adicción a internet?

Hay que tener en consideración que, como sucede con la adicción a las drogas, la ludopatía, o el alcoholismo, internet y las comunidades no son ni buenas ni malas. En Ivatad Valencia Adicciones afirmaríamos que las novedosas tecnologías son formidablemente prácticas. Es dependiente del empleo que hagamos. Probablemente, usado de manera correcta, internet sea con creces, la mejor, mucho más novedosa y increíble revolución a la que se encara el hombre en los últimos 60 años de historia. La verdad es que, la utilización repetido de internet causa a varias personas a la llamada adicción a internet.

Un empleo inapropiado de internet puede ofrecer sitio a otras nosologías como la adicción a las compras o la adicción a los juegos para videoconsolas. La adicción al Fortnite es un ejemplo evidente. Asimismo podría ser causa de ludopatía, con lo que debe ver con las apuestas deportivas. O aun a producir adicción al sexo, con lo que debe ver con la pornografía. El ámbito que abrió internet con su aparición en la década de los 60, y su evolución persistente, cambió finalmente las reglas sobre la manera de relacionarnos. Relacionarnos con nosotros y asimismo con el resto (comunidades).

“No tengo ningún inconveniente”, pero plantaremos árboles

Forest: Stay focused se encuentra dentro de las apps mucho más atrayentes que logramos hallar en el market place. Suimaginemos que es un juego a través de el que plantamos árboles. Con un contador que tenemos la posibilidad de poner entre diez y 120 minutos se marca el tiempo en el que medra el árbol.

Al apretar sobre “plantar” una cuenta atrás por el tiempo elegido hace aparición en la pantalla. Si salimos de la app, el árbol muere. Semeja simple, pero nada de eso. Una hora semeja un tiempo reducido en el momento en que pulsamos el botón, pero quince minutos después nos proponemos qué sucede si pulsamos el botón de “dejar”. Al menos el juego nos recompensa con monedas virtuales nuestro tiempo de concentración. Cuanto mucho más tiempo pasamos sin tocar la pantalla, mucho más monedas.

Deja un comentario