en que consiste la adiccion y es el amor aditivo

Hay personas que se obsesionan con ocupaciones de manera mucho más rápida que otras. Le cuesta mucho más supervisar lo que hacen y cuándo lo hacen. Estos aspectos de personalidad le hacen mucho más atacables a la adicción.

Hoy día, poco a poco más expertos describen las especificaciones de la “Personalidad adictiva”. Mencionan a la presencia de determinados aspectos de personalidad que se asocian con hábitos viciosos. Esto es, esas personas que muestran estos aspectos son mucho más dispuestas o atacables a desarrollar formas de proceder adictivas, con evolución hacia un trastorno de esta clase. Las peculiaridades a las que hablamos son las próximas:

Los adeptos al amor

Los adeptos al amor, como los que lo son en cualquier substancia o hábito, pasan un buen tiempo sacrificándose por la persona con la que están obsesionadas. Estos individuos valoran el cariño hacia el otro sobre sí mismos, y su enfoque al amado es muy amenazante.

Este accionar provoca que los adeptos al amor se olviden a sí mismos de distintas formas, como abandonando puntos esenciales de sus vidas. Esto causa que pierdan el confort que aparece de sostenerse conectado con otras cosas o valores.

¿De qué manera son esta clase de relaciones?

Esta clase de relaciones se identifican por tener un enorme ingrediente de dramatismo, al unísono que son muy anárquicas, repletas de excitación, padecimiento y con un alto ingrediente de erotismo y sexualidad.

El dependiente al amor incurre en hábitos irracionales construyendo paranoia, espiando a su pareja a todos y cada uno de los escenarios (mirando carteras, bolsillos, móvil, pc…). El temor a ser descuidado es el elemento que establece la distorsión de su percepción de la verdad e inclusive de sus sentimientos, llegando a determinar el cariño como homónimo de posesión, dominación y control de su individuo cercano las veinte -y-4 horas del día, justo lo opuesto de lo que ha de ser una relación saludable de pareja y que, como no puede ser de otra forma, debe fundamentarse en la seguridad.

Dopamina

Esta hormona juega un papel fundamental en los juegos de azar, en el consumo de drogas y en nuestro amor. La dopamina nos hace sentir enérgicos, alegres, contentos y contentos. ¿El inconveniente? En el momento en que desaparece, aparece el mono y la obsesión.

Tras emprender las distintas hormonas que se dejan libre a lo largo de la etapa de enamoramiento, puede aparecer la duda de qué punto el cariño es amor y cuándo se transforma en obsesión. Como hemos dicho, el cariño actúa en el comienzo como una sustancia y, en el momento en que la dopamina desaparece, aparece la obsesión.

Earp y su aparato hallaron prueba de que hay, en verdad, 2 tipos distintas de adicción al amor, tras comprobar 64 estudios de amor y adicción publicados entre 1956 y

Se dieron cuenta que la gente que se sienten desesperadamente solas en el momento en que no están en una relación, y también procuran sustituir a una ex- pareja en el instante, podrían tener lo que el aparato ha llamado una manera «angosta» de adicción al amor.

Estas personas luchan por ignorar lo que la pasan bien y sus deseos por estar cerca de su pareja. Por consiguiente, desean estar en todo momento con ellos y acostumbran a desarrollar pensamientos y hábitos obsesivos. En ciertos casos, esto llevó al acecho o al asesinato, comunica New Scientist.

Deja un comentario