en qué consiste el tratamiento de adicción al sexo

La cocaína es una sustancia incitante y con enorme potencial adictivo, procedente de las hojas de la planta Erythroxilon coca, nativa de América del Sur.

El consumo frecuenta efectuarse a través de la vía oral o nasal, si bien varias personas la consumen por vía intravenosa o pulmonar.

Trastorno por accionar sexual compulsivo (TCSC)

¿Qué haces en el momento en que tienes sed? Imagínate que tienes sed y no puedes tomar en 24 h. En este momento piensa que llevas horas con sed y te ponen un vaso de agua enfrente. De esta forma se sienten la gente con TCSC. Estos pacientes muestran impulsos sexuales muy intensos y repetidos; una situación que dura seis o mucho más meses.

La vida da un giro hacia las ocupaciones sexuales reiteradas. No obstante, la gente con TCSC procuran en varias oportunidades resistirse a sus impulsos, pero fallan en lograrlo. Por consiguiente, la satisfacción que consiguen de sus ocupaciones sexuales es mucho más bien escasa o nula.

¿Hay una terapia para la adicción al sexo?

Del mismo modo que es requisito tratar una adicción a una substancia como el alcoholismo o la adicción a la cocaína, es requisito asistir a terapia para lograr administrar la hipersexualidad. La terapia de adicciones sexuales se enfoca en comprender su origen, investigar por qué razón sigue esta conducta y desarrollar herramientas a fin de que, la persona adepta al sexo, logre detallar vínculos cariñosos sin la obligación imperiosa de sostener relaciones íntimas o producir fantasías eróticas regularmente.

El primordial propósito es que la persona con hipersexualidad gane autonomía y también independencia y aprenda a vivir sin patrones sexuales viciosos, aprendiendo a gozar de las ocupaciones agradables de manera dosificada y con control.

¿Qué es la adicción al sexo?

La adicción al sexo se refiere a fantasías, deseos o ocupaciones sexuales que se sienten incontrolables y desarrollan distrés o daño a la salud, relaciones, carrera u otras caracteristicas de la vida.

Estos son varios de los síntomas de la adicción al sexo:

–¿Qué consecuencias padece el ambiente de la persona adepta?

– Los efectos de la cocaína en una adicción avanzada se expresan en el trabajo, por el hecho de que la persona rinde menos; se patentizan en su físico, por el hecho de que cada vez está mucho más delgada, enclenque, carencia de energía. Las buenas amistades acostumbran a dejarse de lado y se recurre a amistades de consumo. Las parejas padecen y llegan a conseguir la patología de la coadicción: viven el inconveniente igual o afín al propio dependiente. Los familiares generalmente expresan inseguridad, íra, falta de conocimiento, no comprender qué llevar a cabo, desesperación, frustración… La persona cocainomana, por su lado, procura siempre y en todo momento ofrecer la mejor cara, parece que está todo bien, especialmente cuando ha consumido. Pero se marcha desgastando a medio y largo período, y en el final hace aparición la triste situación de un individuo que es dependiente de una substancia cara, lo que repercute en su economía y la de la familia. Asimismo le perjudica a nivel sexual y en la concentración en los estudios, el trabajo… La destrucción va siendo progresiva hasta hacerse inaguantable.

– Una terapia para la cocaína está fundamentada en llevar a cabo entender a quien ha conseguido una patología, y aportarle todo el saber preciso a fin de que se lleve a cabo siendo consciente de lo que esta representa. Al tiempo se le alimenta con herramientas: soporte telefónico, terapia individual, de conjunto, soporte médico si es requisito… Lo más esencial es instruir a quien esto ha de ser un trabajo a medio y largo período, en un corto plazo es imposible hallar enorme cosa, por el hecho de que dejar de consumir es simple, lo bien difícil es sostenerse a medio y largo período sin recaer, sin regresar a consumir. De ahí que hay que efectuar trabajos profundos, a fin de que la persona, aparte de dejar de consumir, desee no regresar a llevarlo a cabo. Y esto supone hallar, por medio de ciertas herramientas, que sienta motivación y alegría en la vida; si no recaerá seguro.

Deja un comentario