elementos del entorno de la adiccion al trabajo

Se comenzó a charlar de adicción al trabajo en 1971, en el momento en que un instructor americano de religión, Oates, lo empleó para referirse a su trabajo y lo equiparó con el alcoholismo. Después, Oates definió workaholism como una necesidad excesiva y también incontrolable de trabajar incesantemente, que perjudica a la salud, la alegría y las relaciones de la persona.

La adicción al trabajo no solo es un aspecto que entorpece nuestra plenitud día tras día, sino es una patología probablemente dañina, como cualquier adicción. Es esencial distinguir que no tiene que ver con pasar un buen tiempo en el trabajo, lo que tiende a suceder en varios, sino los “Workaholics” o adeptos al trabajo, transforman el trabajo en una vía de escape.

¿Qué adversidades puede conducir la adicción al trabajo?

En contraste a los puntos positivos que todos conocemos, trabajar a un nivel elevado puede producir que el trabajo se transforme en lo único que nos importa en la vida y algo que se utiliza como vía de escape a nuestros inconvenientes, llevándonos a perder la estabilidad psicológico preciso para una vida plena y feliz.

Más allá de que el interrogante es realmente difícil de responder, marcha como disparador para meditar de qué forma influyó (y también influye) la pandemia y el desarrollo aún mayor de conectividad y globalización que llevó aparejada. La modalidad “home office”, tan cómoda para muchos, surtió efecto en las formas de proceder apremiantes de bastante gente con adicción al trabajo. Esto, sumado al encierro, la contrariedad para dividir la vida personal (nuestro hogar) del trabajo, y la potencial mezcla de los campos laborales y privados de nuestras vidas, agudizó la situación de bastante gente llevándolas a caer en esta adicción.

Trabajar mucho más de lo preciso 

Todo trabajador tiene un número de horas laborales con las que debe cumplir. Un individuo con adicción al trabajo prosigue haciendo un trabajo tras concluidas estas horas. Esto se hace de manera facultativa y sin precisar que lo pida la compañía. Como resultado, la vida personal empieza a verse perjudicada, lo que nos transporta al siguiente punto.

Otra señal de adicción al trabajo es una escasa vida popular. La gente con este inconveniente no acostumbran a tener relaciones sólidas o próximas con sus familiares o amigos. Por contra, estas procuran regularmente novedosas maneras de invertir su momento de libertad en el trabajo. Para estas personas, las primordiales relaciones sociales se dan en el chato laboral.

Otros productos que te tienen la posibilidad de atraer:

  • Ergonomía: situación adecuada pc y ratón
  • Salud Laboral: ¿Qué es la fatiga del zoom?
  • Primordiales Peligros Laborales del teletrabajador trabajo independiente
  • Fatiga Ocular: ¿Qué realizar para prevenirla?

Deja un comentario