el mito de la adicción a internet

El congreso IGC/INET 2004 examinó este viernes la polémica sobre “la adicción a Internet” con la presentación de una ponencia del experto en psiquiatría Facund Fora, de la clínica Teknon de Barcelona. El trabajo del doctor Fora recopila los estudios mucho más esenciales que se realizaron sobre el tema en los últimos tiempos en España y EE.UU. y concluye que actualmente la adicción a Internet no puede considerarse una patología siquiátrica.

«La adicción a Internet en la actualidad es un mito», aseguró el doctor Fora, quien afirma asimismo que «cualquier actividad agradable, introduciendo la televisión, el deporte, la lectura o el trabajo, puede ocasionar adicción». El experto cree que cerca de un 90% de las situaciones de “adeptos a Internet” que piden asistencia médica son de todos modos adeptos a otras materias (como el sexo o al juego) y padecen inconvenientes sicológicos que no son ocasionados por Internet (como fobia popular o trastorno obsesivo compulsivo).

¿Qué causa andas adicciones?

Las novedosas tecnologías representan para el joven una oportunidad de perderse en un planeta de fantasía para escapar de la rutina diaria. De esta manera, se genera una paradoja: por medio de las comunidades y de Internet, los jovenes no se detallan así como son de todos modos, sino detallan una imagen artificial de sí mismos (lo que exhibe una baja autovaloración).

Los cambios físicos y sicológicos que se viven en la adolescencia transforman al joven en un individuo mucho más vulnerable a nivel sensible. Por este motivo, el joven puede buscar en determinados instantes la seguridad que le falta dentro de sí en las tecnologías.

La adicción a Internet, un nombre inapropriado

Semeja mucho más acertado decir que el desarrollo de adicción se establece por medio de Internet, pero que no concierne a Internet de forma exclusiva, en tanto que solo es un instrumento.

La gente que efectúan un consumo abusivo de Internet lo hacen de realizado por causas tan distintas como las compras, los juegos de azar, las relaciones humanas, la pornografía o los juegos para videoconsolas. Todos estos actos se efectúan en línea, pero no tienen ningún otro denominador común. Esta es la razón por el hecho de que charlar de «adicción a Internet» es inapropiado, en tanto que cubre varios fenómenos distintas.

Que no sea una adicción no le resta importancia al inconveniente

Como es natural que hay inconvenientes sicológicos, sentimentales y conductuales socios al empleo de internet, que han de ser evaluados, diagnosticados y tratados apropiadamente, no tenemos ganas que se interprete lo opuesto. Todos conocemos casos por poner un ejemplo de ciberbulling, grooming, sexting, ciberacoso, etcétera.

Pero todos ellos tienen mucho más que ver con un mal empleo o un abuso de la red que con una adicción o trastorno exactamente. Es verdad que varios chicos y chicas pasan considerable suma de horas «pegados» en internet y asimismo para ellos intervenciones eficientes para mitigar los efectos de estos inconvenientes.

Deja un comentario