el ciclo de adicción a la dopamina

Ciertas primordiales drogas que ocasionan adicción son los calmantes opioides (narcóticos), la mariguana y la cocaína. En el momento en que alguien consume drogas de manera frecuente, su cerebro deja de efectuar funcionalidades normales y empieza a dejar en libertad mucho más dopamina de lo frecuente, cambiando la química del cerebro, bloqueando al final la reabsorción de la dopamina.

Esto puede ocasionar una sensación de euforia y felicidad en el transcurso de un largo periodo, con lo que se transformará en “la novedosa normalidad” de nuestro entendimiento, y este nos solicitará cada vez más y más de esa sensación agradable.

¿Qué es la dopamina y para qué exactamente sirve?

La dopamina es una molécula que genera nuestro cuerpo de manera natural. Se encuentra en el Sistema Inquieto Autónomo (SNA). Es un mensajero químico, esto es, un neurotransmisor. Los neurotransmisores son los responsables de extender las señales inquietas entre las neuronas, conectadas entre sí.

Sus funcionalidades primordiales son el exitación (singularmente si este es anticipatorio), la motivación (el «estimar realizar»), la coordinación de movimientos, la toma de resoluciones, la educación, etcétera. En el próximo apartado profundizaremos en estas y otras mucho más.

¿Son las drogas mucho más adictivas que otras recompensas naturales?

En el momento en que un individuo consume de manera continua una sustancia, el sistema de recompensa se ve perjudicado y se desensibiliza en los estímulos rutinarios. Esto causa que el resto de las ocupaciones del día a día como son la comida o la actividad física dejen de producir una sensación tan intensa y la motivación por hacerlas vaya reduciendo hasta erradicarse prácticamente completamente.

Esto enseña el porqué en el momento en que un individuo lleva a cabo una adicción comienza a sentirse aburrida, apagada, deprimida, sin motivación para llevar a cabo lo que previamente le generaba exitación. Lo único que crea esta sensación es la sustancia o el accionar adictivo, y transcurrido el tiempo puede hacer tolerancia, con lo que va a deber acrecentar la dosis para regresar a sentir exactamente la misma intensa euforia.

La relación entre el Sistema de Recompensa y las Adicciones

En el momento en que decidimos drogarnos rompamos con este equilibrio cerebral, lo que hace que estructural como químicamente nuestro entendimiento cambie. El resultado provoca que la adicción sea considerada como una patología.

¿Nuestro profesor químico?

¿Se puede usar la investigación del cerebro para sobrepasar los efectos de la dopamina en la adicción? Los neurocientíficos buscan activamente la creación de drogas que bloqueen la educación inducido por la dopamina en la adicción. No obstante, tuvieron un éxito con limite, puesto que es bien difícil hacer una sustancia que bloquee este estudio sin denegar asimismo otras funcionalidades de la dopamina, como sentirse alarma, animado y feliz.

La educación inducido por la dopamina precisamente no es toda la historia tras la adicción, pero recomienda que debemos estimar si la adicción es algo que el razonamiento humano por sí solo puede sobrepasar. Lo mismo podría aplicarse a otras fallas diarias de la fuerza de intención, como comer en demasía.

Deja un comentario