efectos y consecuencias de la adicción a las compras

Frustración, ansiedad y bajo estado anímico, se ocultan tras el trastorno de compra compulsivaMADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) – Comenzaron las rebajas, un intérvalo de tiempo que puede ser difícil para esos con una economía dañada y, más que nada, para todos los que son adeptos a las compras, lo que no quiere decir que sean usuarios apremiantes, según el sicólogo Félix Zaragoza , que explicó que tras este último hay un trastorno que oculta frustración, ansiedad y bajo estado anímico. Según explicó a Europa Press, los meses de Liquidar «no afectan bastante a estos pacientes», principalmente por el hecho de que «la rebaja en sí no es la causa de obtener». Estas personas procuran una manera de producirse sentimientos de satisfacción y gratificación, con lo que van surgiendo unas esperanzas positivas y una excitación anticipatoria de la adquisición. Estudios completados señalan que hablamos de un trastorno con una prevalencia del 1,1% en la población general, y que perjudica primordialmente a mujeres de entre 20-40 años, con probables inconvenientes del estado anímico, ansiedad e inclusive inconvenientes de la conducta alimentaria, con baja autovaloración y baja tolerancia a la frustración. «Según ciertos estudios, de cada 5 personas perjudicadas por esta nosología 4 son mujeres», advierte este especialista en formas de proceder adictivas del Centro Activa Psicología. El trastorno de compra apremiante es una adicción encuadrable en los trastornos de control del impulso, que actúa por deseos intensos para obtener elementos insignificantes, presentando adversidades para supervisar la conducta de compra y un sentimiento de malestar si no puede efectuar la adquisición. Se identifica por la existencia de impulsos desmesurados y recurrentes por obtener, que generan inconvenientes personales y familiares esenciales; y también impulsividad y reiteración de la conducta de compra, más allá de las secuelas negativas que trae esta conducta para la persona, advierte Zaragoza. Además de esto, puede observarse en estos pacientes una necesidad urgente y también irreprimible de obtener; intentos fracasados ​​de supervisar costos; y, por ejemplo peculiaridades, la presencia de secuelas negativas tangibles de obtener exageradamente, así como ocultación de las compras, deterioro popular o laboral, y inconvenientes financieros o familiares. Comunmente tiende a estar socia a trastornos del estado anímico y de ansiedad, con lo que antes de dispararse la conducta de compra apremiante, se marchan dando una secuencia de causantes ocasionales que paulativamente van provocando cierto cierto nivel de frustración, ansiedad y bajo estado anímico”, enseña. En el final, obtener sin límites es una manera de evadirse de la sensación de frustración y ansiedad que les generan los inconvenientes de su historia que no tienen la posibilidad de solucionar. «Después se genera la adquisición apremiante de enormes proporciones de elementos, inútiles y innecesarios, que desarrollan una sensación de satisfacción instantánea pero corto», y, más tarde, hace aparición el sentimiento de culpa, arrepentimiento y sensación de malestar por el enorme gasto efectuado, y por haber vuelto a perder el control del impulso. CONSECUENCIAS Y TRATAMIENTO El sicólogo ten en cuenta que hay diferentes escenarios de adicción relacionados con la pérdida subjetiva del control del impulso hacia la adquisición, de este modo cree que se tienen la posibilidad de detallar categorías de gravedad dependiendo del nivel de resistencia a este impulso; asimismo influye en esta clasificación los escenarios de deterioro económico gracias a las compras. Hay que tener en consideración que el aspecto económico es un inconveniente para estos pacientes, en verdad no es extraño que la persona se gaste gran parte de su sueldo en estas compras, con lo que el resto del mes debe pasarlo en una situación de precariedad y escasez de elementos básicos. Acorde se marcha agudizando el inconveniente, se puede llegar a ocasiones de deudas excesivas, inconvenientes con la justicia, ruina económica, deterioro de las relaciones entre personas (amigos a los que en un inicio se les sobresatura de regalos, y por último se les solicita dinero), divorcio, e inclusive intentos de suicidio, advierte. Sobrepasar este inconveniente, y ​​por consiguiente iniciar un régimen, pasa por aceptar que se tiene un inconveniente adictivo. Más tarde, se puede arrancar la terapia consistente en conducir la frustración y el control del impulso, identificando y construyendo las tácticas correctas de actuación frente a la aparición de deseos de compra. Fomentar el avance de áreas de satisfacción en la vida, que sirvan de fuente de gratificación y de acompañamiento afectivo-sensible (trabajo, ocio, relaciones sociales, pareja, familia, etcétera.). Desarrollar nuevos hábitos de consumo. Como es natural, desarrollar las compras que verdaderamente es requisito llevar a cabo, y en todo instante ordenar y supervisar la economía personal a fin de que sea lo mucho más eficiente y ventajosa viable. Detectar los componentes de peligro que inducen una recaída, añade. De ahí que el papel de la familia es primordial, resalta Zaragoza, quien asegura que son clave como acompañamiento sensible y afectivo, mientras que, concluye, la familia sirve de elemento de contención del consumo, posibilita la restauración sicológica, ahora ocasiones asimismo económica, y asistencia en la prevención de recaídas.

Existe régimen

Admitir que se tiene un inconveniente es el paso inicial en el momento de afrontar un desarrollo para sobrepasar la adicción a las compras. Contarlo a la multitud mucho más próxima es primordial para sentir el acompañamiento psicológico preciso en estos instantes. Por supuesto, el régimen es el pilar del desarrollo de restauración que va a deber ir acompañado por otras medidas. Por poner un ejemplo, anular las tarjetas de crédito es buen procedimiento a proseguir. Otra alternativa es limitar la proporción de crédito libre para limitar sus comodidades de consumo.

En CCAdicciones Asturias tenemos la posibilidad de guiarte a sobrepasar la adicción a las compras. Tenemos los más destacados expertos si padeces una adicción con o sin substancia. Ponte en contacto con nosotros si piensas que precisas asistencia para regresar a recobrar el control de tu vida.

En la situacion de la adicción a las compras, la identificación se genera en el momento en que la adquisición apremiante ya no es una actividad lúdica para transformarse en una necesidad, donde la persona pierde el control de sus actos llegando a llevar a cabo compras de manera apremiante.

 

En la actualidad hay distintas temporadas del año donde el consumo se ve aumentado de manera desaforada (Navidad, rebajas, Black Friday…). Este consumo puede estar animado por el deseo de obtener algún producto preciso o esperado, efectuar un obsequio a un individuo próxima, comprar modelos con mejor precio…

Deja un comentario