efectos secundarios de la adiccion al sexo

Si bien frecuentemente es simple ver el origen de una adicción (un primer cigarro, la primera copa de alcohol…) en las adicciones conductuales es mucho más simple de acotar. No tiene que ver con ver cuándo fue la primera oportunidad que la persona adepta tuvo relaciones íntimas o fantasías eróticas, sino más bien qué fue lo que le lanzó a tener ese accionar.

Ciertas causas mucho más usuales tienden a ser una exposición temprana al sexo adulto (por servirnos de un ejemplo, ver de manera apremiante pornografía de manera precoz y realizando un estudio psicosexual incorrecto). La búsqueda de exitación por administrar el malestar, sea como sea ese malestar, asimismo puede ser una causa de la adicción al sexo.

La adicción al sexo, asimismo accionar sexual compulsivo y también hipersexualidad, acostumbra definirse como un trastorno progresivo de la privacidad caracterizado por pensamientos y actos sexuales apremiantes. Como todas y cada una de las adicciones, tiene un encontronazo negativo en la vida de quienes lo padecen.

Y sucede que varias personas son inútiles de supervisar ciertos impulsos y acciones, pese a las adversidades que logren ocasionar en sus relaciones. Otros tienen la posibilidad de tener una dependencia del sexo y la actividad sexual para eliminar las malas intenciones.

El dependiente al sexo católico llama a Jesús «Señor» con su boca, pero después como Pedro lo niega y se regresa a la lujuria, donde Dios no posee cabida. El pecado deja una enorme huella mientras que procura tener el cariño de Dios y la «tranquilidad» de la lujuria. Pero «Dios no puede ser burlado» y somos subordinados con lo que es mayor que nosotros. Como un dependiente al crack, el usuario del sexo es manejado por su adicción aún si él detesta lo que hace.

Biológicos

Probablemente halla una desregulación de los químicos del cerebro o las hormonas que afectan a la libido, y también acrecientan el accionar impulsivo. De la misma forma, los componentes genéticos asimismo juegan un papel, al asociarse a aspectos como búsqueda de experiencias y desregulación sensible.

Las vivencias tempranas similares con la sexualidad asimismo tienen la posibilidad de tener un encontronazo. Por poner un ejemplo, vivencias de abuso o exposición al contenido sexual. De igual manera, los trastornos mentales como depresión, ansiedad, bipolaridad o trastornos de personalidad tienen la posibilidad de coexistir con este inconveniente. Además, varias personas apelan a este género de formas de proceder para entumecer las malas intenciones.

Los síntomas primordiales de la adicción al sexo por la red son:

  • Empleo continuado de internet para entrar a páginas pornográficas o para entrar en contacto con otros personas.
  • Abandono de otras ocupaciones agradables.
  • Inconvenientes económicos gracias a los costos derivados de la adicción.
  • Tensión y malestar si no se está consumiendo cibersexo o pornografía.
  • Inconvenientes en el círculo popular de acompañamiento.
  • Inconvenientes de pareja y discusiones para emplear internet para sostener contacto sexual.

 

Deja un comentario