efectos de la adiccion a la heroina

Las secuelas de la adicción a la heroína son verdaderamente graves, tanto por el cuerpo como por la cabeza. Estas tienen la posibilidad de cambiar según la cantidad consumida, la vía de administración o, aun, el modo de vida. Pero, en todo caso, son deplorables para todas y cada una la gente. Las mucho más resaltadas son:

  1. Modificaciones alimenticias y, por consiguiente, digestibles
  2. Inconvenientes cardiovasculares y de la sangre
  3. En el caso de embarazo, afectaciones al bebé, peligro de parto prematuro, de aborto, etcétera.
  4. Trastornos de memoria y atención
  5. Depresión
  6. Apatía
  7. Ralentización del pensamiento
  8. Contrariedad para tomar resoluciones
  9. Inconvenientes musculares
  10. Anomalías de la salud del riñón y también hígado

  11. Afectaciones pulmonares
  12. Arduos problemas bucales
  13. Patologías como VIH o hepatitis
  14. Sobredosis y muerte

Centro experto en tratar la adicción a la heroína

En ViuBé conocemos la relevancia de amoldarnos a cada situación y, por este motivo, examinamos todos y cada uno de los casos de manera personalizada y nos centramos en prestar la mejor orientación y consejos. Nuestro aparato médico terminado tiene enorme experiencia en el campo y son el más destacable soporte para terminar con la adicción a la heroína. Contacta con nosotros si precisas asistencia. Nos encontramos contigo.

¿De qué forma perjudica el cerebro?

En el momento en que la heroína entra en el cerebro se convierte en morfina y se adhiere a unos receptores populares como receptores opioides. Estos están localizados en muchas áreas del cerebro, en especial en las ubicaciones implicadas en la percepción del mal y de la gratificación. Los receptores opioides asimismo están en el tallo cerebral, que controla procesos autónomos fundamentales para la vida como la respiración, la presión arterial y la excitación. Una sobredosis de heroína comporta frecuentemente la supresión de la respiración. En el caso de consumir la substancia por vía intravenosa, la persona experimenta una ola de euforia o “rush”. Una vez sucede este efecto inicial, llega una sensación de estar volando, un estado en el que se alterna estar entre absolutamente dormido o despierto.

Al consumir heroína se genera de primeras una sensación de exitación intensísima con un nivel de sedación esencial y la sepa de cualquier malestar psíquico. Estos efectos duran precisamente entre 2 y 3 horas y van desapareciendo de manera progresiva. Entonces van surgiendo otra serie de efectos, pero en esta ocasión desapacibles como:

Deja un comentario